martes, 22 de abril de 2014

Votos

Siempre me ha llamado la atención la dificultad que tienen muchos novios a la hora de escribir sus votos ante un matrimonio inminente. La verdad, no lo entiendo. Es fácil. En las películas que he visto últimamente este tema es un verdadero quebradero de cabeza. Y es algo que a mí no me entra en la mia. Deberían salir de corrido de tu boca, no tendrías ni que escribirlos... si no, ¿para qué te casas?

Yo no tengo pareja lo que por extensión descarta también una inminente boda pero..., pero..., tengo unos votos.

Y es que:

Por tu forma de andar a mi lado, supe que llegaríamos al mismo tiempo. 
Que la decisión de tus pasos en muchas ocasiones marcaron el ritmo de los mios
y que cuando tus pies dudaron, esperé agarrada a tu mano hasta que me volviste a alcanzar. 
Y seguimos caminando. 
Y lo seguiremos haciendo mucho tiempo más. 

Porque cuando me incomodas; te quiero, 
y cuando tuviste nostalgia... recordamos a la par. 
Porque tu risa encaja en la mia 
y tu palabrería en mi callar.
Porque hemos viajado sin movernos del sofá.
Tú a mi lado y yo al tuyo, 
o viceversa, qué más da.

Por enseñarme lo que no sabía,
ahora ya, si me la juego, sería sin dudar.
Que nos mire la gente, 
que nos señalen al pasar...
Que digan: ¡Vaya dos!
Y sonriamos de verdad.

Porque no es cuestión de modas, de tradición o contentar...
Es cuestión de que te quiero...
Y ya nada nos podrá parar.

Así que aquí me tienes... 
buscándote la mirada,
esperando tu sonrisa,
y aguantandome el llorar...
Diciéndote, como mejor puedo,
que para mi no habrá nadie más.

O algo así...

8 comentarios:

  1. Yo voto por tus votos (perdón por la redundancia). Me casaría al saber que soy merecedora de palabras tan hermosas (perdón por el narcisismo). Y disculpa tanto 'perdón' cuando lo único que vine a escribir es un ¡Gracias!

    ResponderEliminar
  2. Me encanta; Me encantas
    Declaración de intenciones.


    Gracias.

    ResponderEliminar
  3. Son de esas cosas que deben de salir solas y algunos les cuesta... y yo me pregunto si cuesta no deberias de plantearte que vas hacer??
    Los tuyos preciosos...

    ResponderEliminar
  4. Juegas con ventaja. Y eso es trampa.

    Aunque te entiendo (a mi tampoco me cabe en la cabeza que no sea fácil escribir por qué quieres casarte con quien lo haces), no todo el mundo puede hacer semejante alarde al ponerse delante de un papel, o al abrir la boca.
    Y claro, cualquiera que te lea pasaría contigo por el altar, el juzgado o daría vueltas a una mesa para tener, al menos, la cuarta parte de lo que destilas.

    Juegas con ventaja. Y eso es trampa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Yo? ¿Con ventaja? ¡Tú que me ves con ojos de geisha!

      Eliminar